16 de mayo de 2013

Tarta de Queso Cremoso




Las cantidades con para una tarta de 20-22 cms. de diámetro.

Ingredientes:
400 grs. de queso cremoso (tipo Philadelphia).
200 ml. de leche evaporada.
100 ml. de leche condensada.
2 sobres de cuajada en polvo (24 grs.).
200 grs. de mermelada de frutos rojos.
3 hojas de gelatina neutra.
2 cucharadas de zumo de limón.

Para la base:
150 grs. de galletas maría dorada.
75 grs. de mantequilla reblandecida.

Elaboración:
Trituramos las galletas maría y las mezclamos con la mantequilla. Fondeamos con ellas un molde desmontable; aplastándolas y dejándolas uniformes con el dorso de una cuchara. Disolvemos la cuajada en 100 ml. de leche evaporada; y reservamos. Batimos el queso junto el resto de la leche evaporada y la leche condensada. En un cazo, a fuego suave-medio, calentamos este batido. Cuando esté bien caliente, sin que llegue a hervir, le incorporamos la cuajada disuelta en la leche. Sin dejar de remover, llevamos hasta el punto de ebullición. Retiramos del fuego, removemos un poco más y rellenamos el molde. Dejamos enfriar. 

Cuando haya cuajado incorporamos la mermelada de frutos rojos. Para ello dejamos en remojo durante cinco minutos las hojas de gelatina, escurrimos el agua y disolvemos en 50 ml. de agua caliente. Mientras, en un cazo, calentamos la mermelada junto el zumo de limón. Cuando está caliente añadimos la gelatina disuelta, removemos bien y cubrimos la tarta, añadiéndola con cuidado. Dejamos enfriar en el refrigerador. 

Precisiones:
Es preferible preparar esta tarta la víspera. 
Se puede utilizar cualquier otro sabor de mermelada. 
La tarta de la fotografía es una porción de 8 cms. de diámetro.