15 de marzo de 2007

Strudel de Manzana

Postre de la alta repostería alemana, sus origenes se remontan al baklava turco, adquiriendo en Austria una de sus máximas expresiones.

Ingredientes:

Para la masa:
100 grs. de harina.
50 ml. de aceite de oliva virgen extra.
50 ml. de agua templada.

Para el relleno:
100 grs. mantequilla.
50 grs. de pan rallado.
50 grs. de azúcar.
60 grs. de pasas.
40 grs. de piñones.
2 manzanas.
1 cucharadita de canela.


Elaboración:
Tamizar la harina sobre un cuenco previamente calentado. Añadir el aceite y el agua templada; remover hasta formar una pasta blanda. Pasar a una mesa enharinada y amasar durante 10 minutos. Formar una bola y taparla en un cuenco calentado, dejándola reposar 30 minutos.

Preparar el relleno:
Freir en la mitad de la mantequilla el pan rallado, dorándolo. Poner las pasas en remojo; preferiblemente en ron. Pelar las manzanas en trocitos y ponerlas en un cazo con el azúcar y un chorrito de agua; dejar hervir durante unos minutos. Reservar.Para estirar la masa ponerla sobre papel vegetal y con el rodillo estirarla hasta que quede lo más fina posible, que se transparente. Pintarla con mantequilla y extender el pan rallado; añadir las manzanas con el resto de ingredientes, previamente un poco escurridos del líquido. Plegar el relleno y hacer forma de rollo; pintar con mantequilla. Horneamos a 200º durante 35 minutos. Cuando esté fría espolvoreamos con azúcar glas.

Precisiones:
Se trata de una masa muy manejable, pero para que quede elástica, y se pueda extender bien, hay amasar como mínimo el tiempo indicado.
Si se empieza a quemar, poner papel de aluminio por encima.