31 de marzo de 2007

Torrijas



Ingredientes:
Pan para torrijas (en su defecto pan del día anterior).
Leche.
Huevos.
Azúcar.
Canela.
Corteza de naranja.
Clavos.
Aceite de girasol para freir.

Elaboración:
Ponemos la leche a calentar junto con una rama de canela, los clavos y la corteza de naranja, cuando empiece a hervir retiramos del fuego; añadimos azúcar al gusto. Cortamos el pan en rodajas de entre 1 y 2 cms. de grosor; dejamos entibiar la leche y remojamos; vamos situando las rodajas sobre una rejilla. Batimos los huevos en una fuente y bañamos las rebanadas de pan, las situamos sobre la rejilla hasta que estén todas bañadas. Calentamos bastante aceite en una cacerola honda, que haya al menos unos 10 cms. de profundidad de aceite. Freímos las torrijas por tandas hasta que adquieran un bonito tono dorado, pero sin que se lleguen a quemar.

Azúcar y canela: En una fuente mezclamos azúcar con un poquito de canela y, por ambos lados, emborrizamos las torrijas una vez están templadas.

Precisiones:
No indico cantidades, pues depende de la cantidad de pan que se utilice. A este respecto, hay panes especiales para torrijas que se caracterizan por tener la miga compacta y una corteza más permeable. Las torrijas de la foto están hechas con este tipo de pan.

Las TORRIJAS DE VINO se hacen igual; sustituyendo la leche por vino. Un vino ideal es vino moscatel con denominación de origen moriles.
Estas torrijas de vino están exquisitas, éste se carameliza y la torrija adquiere un sabor especial.