23 de febrero de 2008

Caracolas


Ingredientes
Masa madre:
75 grs. de harina de fuerza.
8 grs. de levadura química.
8 grs. de levadura de panadería.
100 ml. de leche.

Masa:
150 grs. de harina de fuerza.
25 + 50 grs. de mantequilla.
40 grs. de azúcar de caña
40 grs. de miel.
50 grs. de pasas.
una pizca de sal
Un huevo.
Huevo batido para pintar.

Elaboración
Masa madre:
En un bol mezclamos la harina con la levadura química, diluímos la levadura de panadería en la leche templada y la añadimos a la harina; removemos con una cuchara de madera. Tiene que quedar una pasta muy blanda que debemos dejar reposar hasta que esté espumosa y llena de burbujas.

Masa:
Mezclamos la harina con la sal y le añadimos 25 grs. de mantequilla, removemos con los dedos hasta obtener una textura de migas.

Cuando la masa madre haya levado le incorporamos el huevo ligeramente batido y a continuación unimos esta mezcla a la masa de harina y mantequilla; removemos hasta que la masa se desprenda de las paredes del bol. Volcamos en una superficie enharinada y amasamos por espacio de 10 minutos. Hacemos una bola y la tapamos con papel film hasta que duplique su volumen.

Después de este segundo levado amasamos por espacio de 1 minuto y con el rodillo extendemos la masa en forma de rectángulo de unos 38 x 18 cms. Derretimos los 50 grs. restantes de mantequilla y pintamos la masa; espolvoramos con el azúcar de caña y le añadimos las pasas. Enrollamos como si fuese un brazo gitano y cortamos caracolas de 1 cm. de grosor apróximadamente. Colocamos en la bandeja del horno y dejamos reposar hasta que vuelva a levar, una hora más o menos.
Pintamos con el huevo batido y horneamos a 200º durante 20 minutos.
Nada más salir el horno le añadimos la miel a gusto.

Precisiones
La receta es fácil de hacer, no requiere de ninguna técnica especial, tan sólo paciencia por los sucesivos levados, pero merece la pena la espera.